VAMOS A JUGAR BOCA ABAJO

VAMOS A JUGAR BOCA ABAJO

¡Vamos a jugar boca abajo!

Durante el primer año de vida el bebé hace un gran esfuerzo por luchar contra la gravedad y lograr, en tan poco tiempo, levantarse y ponerse de pie. Este logro requiere de la integración de sensaciones de cada parte del cuerpo. Ponerse de pie es un reto en sí mismo, ya que tan sólo dos pies relativamente pequeños deben sujetar un cuerpo relativamente alto. En la consecución de este logro tienen un papel destacado la cabeza y los ojos, por lo que es fundamental que el pequeño pueda desarrollar la musculatura de la parte posterior de su espalda.

Una vez que el niño logra mantener su cabeza erguida con los músculos del cuello, lo que ocurre aproximadamente a los 3 meses de vida, debe despegar el pecho del suelo, lo que logrará usando sus músculos de la parte superior de la espalda y brazos. El impulso a levantar el pecho proviene, fundamentalmente, de las sensaciones de gravedad, las cuales estimulan al cerebro para que contraiga los músculos de la espalda.

Por todo ello es importante que el bebé pase ratitos boca abajo a diario. El endurecimiento de la cabeza y el empuje sobre los codos que deben realizar en esta posición suponen un gran esfuerzo para los pequeños, especialmente en los primeros meses de vida por lo que les cuesta y se quejan. Es habitual que lloren o se quejen, incluso que dejen caer la cabeza pero no significa que algo no vaya bien, simplemente es que les cuesta. Una vez se acostumbren verás cómo les encanta estar en esta postura.
Hoy vamos a contaros algunos consejos para ayudar a los pequeños a mantenerse en esta posición:

 Ten en cuenta que es mejor muchas veces poco tiempo que mucho tiempo sólo una vez al día.
 Busca un buen momento en el que el pequeño esté descansado para pasar un rato jugando boca abajo.
 Ayúdale elevando un poco su pecho. Para ello puedes usar una toalla en forma de rollito y ponerla bajo su torso.
 Procura que sus brazos estén apoyados delante de la cabeza del bebé.
 Ponle algo que le mantenga entretenido, un espejo o un juguete vistoso que llame su atención y, lo que más le gusta, la carita de su mamá.
 Usa tu cuerpo para mantener al pequeño boca abajo. Túmbale sobre tu pecho y háblale. También puedes tumbarte boca arriba
con tus piernas elevadas y tumbarle sobre tus espinillas.

 Aprovecha a trasladarle de una habitación a otro tumbado sobre tu brazo boca abajo. Para ello pon tu brazo entre sus piernas de forma que su cabeza quede sobre tu mano o apoyada en el brazo contrario.
 Evita dejarle boca abajo mirando hacia una esquina de la habitación o pared dónde no pase nada. Mejor ponle mirando hacia el centro de la sala pues ahí es dónde hay más posibilidades de que ocurran cosas.
 Recuerda que lo que más le gusta a tu pequeño es jugar contigo, escuchar tu voz y sentir tus caricias.

Os animamos a que uséis estos consejos y paséis pequeños ratitos al día jugando con vuestros bebés boca abajo. Esta postura es importante porque:

 Cuando el bebé está boca abajo desarrolla fuerza, resistencia y coordinación muscular.
 Ampliamos sus estrategias motoras, facilitando una nueva posición desde la que observar el mundo.
 Durante sus primeros meses pasan mucho tiempo tumbados boca arriba por lo que esta posición ayuda a prevenir posibles
alteraciones en el crecimiento de los huesos de la cabeza.

¿Quieres aprender más juegos para hacer con tu pequeño desde sus primeros meses de vida? ¿Quieres saber qué juego es más beneficioso según su desarrollo?
En los grupos de juego de Andares&Co estaremos encantados de jugar junto a vosotros. Solicita información y ven a probar una clase .

 

Escrito por María Angeles Hurtado

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *