Mi bebé y su chupete. ¿Cuándo lo retiro?

Mi bebé y su chupete. ¿Cuándo lo retiro?

El chupete es, sin duda, el objeto que no falta en el bolso de ninguna madre. Muchas de nosotras seguro que lo hemos sentido como un regalo a los oídos, ya que el chupete es el arma secreta para calmar a nuestro pequeño. El bebé que no disponga de chupete para succionar, probablemente recurrirá a su pulgar, ya que la succión es un reflejo innato que aparece desde que está dentro de la barriga de mamá. Y, principalmente, es una preparación para alimentarse cuando nace. 

El chupete es la mejor opción sin duda para cualquier bebé, ya que el pulgar es un hábito mucho más difícil de dejar atrás porque no es un objeto que pueda “desaparecer”.

La pregunta sobre hasta qué edad es recomendable mantenerlo es común. Las dudas sobre qué ocurre si se sigue utilizando después de ese tiempo también, y cómo retirarlo con éxito puede ser todo un desafío para nosotros. 

En Andares & Co estamos dispuestos a resolver todas estas dudas. Por eso, vamos a dedicar estas líneas a hablar sobre el chupete y sus tiempos ¡vamos a ello!

Edad recomendada

La edad recomendada para dejar el chupete es el tiempo comprendido entre los dos y los tres años. Hasta esta edad, el chupete tiene numerosos beneficios para nuestro bebé: 

  • Impide la obstrucción de las fosas nasales y mantiene la lengua en un lugar adecuado. Esto es muy recomendable, ya que esto hace que la incidencia por muerte súbita sea menor. 
  • Supone un importante efecto regulador, ya que, como hemos mencionado, produce un efecto tranquilizador. 
  • Cubre la necesidad de succionar, algo que es de vital importancia, ya que es el reflejo de lo que los mantiene vivos el primer año de vida. 

Pero pasada esta edad puede no ser recomendable mantenerlo, ya que puede ocasionar problemas: 

  • Puede retrasar el desarrollo del habla y del lenguaje. 
  • Problemas en la mordida y deformación del paladar y los dientes. 

Aliado o enemigo

Como puedes ver, el chupete puede ser nuestro gran aliado o nuestro peor enemigo. Todo depende de la edad, siendo muy importante no alargar el uso de este más de lo recomendado. Te vamos a ayudar con esto, por eso te vamos a dar unos cuantos consejos para conseguir retirar el chupete de tu bebé con éxito.

Cuando llegan a los dos años y medio, puedes pedirle el chupete en momentos que veas que está jugando en el parque o en casa. A unos les cuesta más que a otros, pero en ambos casos es recomendable prepararlos para ello. 

Explicarle que el chupete es de niños pequeños y que él ya es mayor es una buena táctica. Cuéntale todas las cosas de “niño mayor” que él ya sabe hacer. A los peques les encanta que les digan que son mayores. 

Lo más importante es tener en cuenta sus decisiones y ser un equipo. Cuando él decida dejarlo, intenta que, juntos, penséis un lugar donde dejarlo. Algunos deciden depositarlo en algún lugar especial y otros directamente lo tiran a la basura. Ambas opciones están bien. 

Es vital que nosotros como mamás y papás seamos pacientes e insistentes hasta conseguir que el pequeño lo tire. Cuando lo haya hecho, es nuestro turno. Tenemos que hacer desaparecer todos los demás chupetes de la casa y que él sea consciente de que no hay vuelta atrás. Puede que los primeros días lo eche en falta, pero esto será progresivo. En poco tiempo, nuestro hijo se habrá acostumbrado a estar sin él. Para hacerle este proceso más liviano, lo mejor es entretenerle con su cuento favorito, con un pequeño juego. Y por las noches, ponle su peluche o muñeco preferido porque le ayudará a calmar su ansiedad cuando no estés tú.

Retirar el chupete es un proceso que requiere tiempo y paciencia. No insistas constantemente en el tema, confía en que él lo hará tarde o temprano.  Una acción puede evitar futuros problemas y mejorar el desarrollo de tu bebé. ¿Estás preparado? 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *