Masaje infantil

Masaje infantil


El tacto es uno de los sentidos más importantes, es un medio de comunicación que crea un nexo directo entre los involucrados. Comenzamos a desarrollarlo estando dentro del vientre materno, generando una conexión única entre madre e hijo. Por eso es importante seguir incentivando ese lazo a través del masaje infantil.

Este no es un tema nuevo, ni un descubrimiento reciente, es parte del conocimiento antiguo que las madres tienen y que se da de forma intuitiva. Si quieres saber más en relación al masaje infantil, aquí te lo explicamos.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL MASAJE INFANTIL?

masaje infantil

Algunos científicos, como el médico francés Dr. Fréderik ​Leboyery Vimala McClure, quedaron maravillados al visitar India y descubrir que el masaje era practicado a los bebés de manera asidua y que era un ritual ancestral que formaba parte de su cultura.

Al ver los efectos positivos que tenían en los bebés, investigaron más para aprender y reproducir estos masajes, haciendo algunas adaptaciones, para luego llevarlo al resto del mundo. Las madres de la India no poseían un conocimiento científico sobre este acto, solo se dejaban llevar por su instinto, dejando que éste les guiará para tocar a sus bebés.

LA IMPORTANCIA DEL MASAJE INFANTIL:

Para todos los bebés y niños pequeños el contacto es una de las maneras de sentirse protegidos, cuidados y amados. Desde que están el en vientre, una vez que se desarrollan el tacto, pueden sentir el contacto de mamá como una suave caricia, por lo que, el tocarlo, se convierte en una de las principales y más importantes formas de comunicación.

Sentir contacto físico ayuda a aliviar el estrés, reduce la ansiedad y les ayuda a disminuir y controlar los miedos, pues se sienten seguros. Se ha demostrado que por medio del tacto se puede ayudar a que los niños mejoren sus signos vitales y su comportamiento.

El masaje no es algo ajeno para las bebés, pues es una sensación que han estado experimentando desde que se encuentran en el vientre materno. Es una de las maneras más sencillas de ayudarles a evocar esas agradables sensaciones de bienestar general y seguridad que tenían durante la gestación.

¿CÓMO HACER UN MASAJE INFANTIL?

El masaje infantil es una práctica que no tiene un procedimiento único, puedes conseguir en Internet varias guías y videos que te explican cómo hacerlo. No existe un método correcto o incorrecto, deja que tu instinto te guíe y observa las reacciones de tu bebé.

A continuación, encontrarás, algunas recomendaciones generales para hacer tus masajes infantiles:

  • Busca un espacio cómodo con una iluminación apropiada, esto quiere decir que no sea una habitación oscura, pero que tampoco sea muy intensa la luz o que, por lo menos, no esté sobre el bebé.
  • Ten tus manos limpias y utiliza cremas o aceites especiales para bebés.
  • Mantén siempre tus manos abiertas y relajadas. Debes estar completamente relajada, pues cualquier tensión se la transmitirás al bebé.
  • Antes de iniciar el masaje, frota tus manos para que estén tibias y sean agradables al tacto.

Algunos de los movimientos que puedes realizar son:

  • Fricción: es presionar suavemente, mientras mueves tus manos hacia adelante y hacia atrás en la piel de tu hijo.
  • Amasar: frotar y soltar suavemente la piel.
  • Acariciar: dejar que tus manos se desplacen de manera suave a lo largo de su cuerpo.
  • Percutir: dejar caer la mano suavemente en peso relajado sobre el infante, como suaves palmaditas.
  • Alternancia: desplazar una de tus manos y continuar inmediatamente el movimiento con la otra.

Con relación a la duración de las caricias debes tener en cuenta que se trata de la inclusión de una nueva rutina y por ende puede tomar un tiempo para adaptarse. Lo recomendable es que comiences por un máximo de 10 minutos, pero si notas que el bebé se incomoda mucho, disminuye el tiempo.

Cada vez que lo realices puedes ir extendiendo el tiempo hasta alcanzar un máximo de 20 minutos. No existe un horario ideal para practicarlo, tú y tu hijo sabrán cual es el momento ideal para ustedes, bien sea en la mañana al despertar, en la tarde o en la noche antes de dormir.

La única previsión que debes tener es no hacerlo si el niño tiene hambre, pues cualquier movimiento le generará irritación y molestia. Pero esto tampoco quiere decir que le des el masaje apenas haya comido o cuando esté llenito, ya que también le puede resultar bastante incomodo al momento de tocarle la barriga.

BENEFICIOS DEL MASAJE PARA BEBÉS

masaje infantil profundo

El masaje infantil aporta una gran cantidad de beneficios tanto físicos como emocionales, no sólo para el bebé, sino también para la madre. Entre las ventajas de su práctica se encuentran:

  • Estimula el sistema nervioso del bebé, pues al tocarlo, el tacto lleva una gran cantidad de información al sistema nervioso central.
  • Relaja tanto al niño como a la madre, ayudándolos a liberarse de las tensiones del día a día.
  • Le brinda seguridad y confianza y le ayuda a sentirse protegido y amado, fortaleciendo los lazos emocionales.
  • Ayuda a promover un sueño más relajado.
  • Favorece la elasticidad y flexibilidad.
  • Ayuda a eliminar las células muertas de la piel del bebé, ayudando a mantenerla limpia.
  • Estimula el nervio vago, mejorando los procesos digestivos.
  • Mejora la circulación del sistema linfático.
  • Ayuda a aliviar cólicos y a disminuir los gases.
  • Aumenta la propiocepción, al ayudarle a conocer y sentir su cuerpo.
  • Regula el sistema respiratorio.
  • Mejora el sistema inmunológico.

Estos son solo algunos de los beneficios de los masajes infantiles, pero ten en cuenta, que, aunque se trate de una manipulación sencilla, debes consultar con tu pediatra o acudir a un experto en fisioterapia infantil, para que te asesoren al respecto.

No utilices productos que no sean exclusivos para bebés al momento de dar los masajes y si el niño tiene alguna herida o reacción alérgica, prescinde de su uso al hacer los masajes.

Nuestra educadora, terapeuta y masajista infantil te enseñara todo lo que debes saber para realizar el masaje infantil de forma correcta. Luego de aprender las técnicas solo necesitaras relajarte, conectarte y disfrutar de tu bebe.

¿CÓMO ES EL TALLER?

El taller tiene una parte teórica y otra práctica. En la teórica aprenderéis cuáles son las causas más frecuentes del llanto, a reconocer cuál es el mejor momento para dar el masaje a tu bebé y cómo adaptarlo en las diferentes etapas de crecimiento. En la práctica aplicaréis los diferentes movimientos del masaje infantil.

Impartido por: Carmen Pastrana, Educadora infantil y terapeuta masajista especializada en técnicas manuales.

Formato: 5 sesiones de 90 minutos (45 minutos teoría / 45 minutos práctica)


¿Quieres experimentar los beneficios del masaje infantil?
¡Prueba nuestro taller!