La etapa de la separación

La etapa de la separación

Tuve la suerte de ser una de las invitadas del programa de radio @Hello_mamis, en el que se tocaron varios temas muy interesantes, uno de los temas que más preocupa, ya sea por desconocimiento o por no saber cómo afrontarlo, es el de “la etapa de separación”, en este blog ya hemos tocado este tema anteriormente pero no quería perder la oportunidad de ampliar un poco más.

 

¿Cómo reconocer que nuestro hijo está entrando o ya está en esta etapa? De repente nuestro bebé ha pasado de ser un niño súper sociable, que iba de brazo en brazo feliz, o sencillamente sin demostrar ni agrado ni enfado, simplemente se dejaba llevar, y de un día para otro ha pasado a aferrarse a nosotros como un koala, a no querer quedarse solo ni de broma, aunque tu ausencia sea por ir a otra habitación. Solo quiere estar con sus padres, especialmente con la madre, es como si de repente las demás personas le produjeran miedo. Y cuando te marchas su lloro es desconsolado.

 

Nos preguntamos ¿Qué hicimos mal la noche anterior? ¿Qué le ha pasado? Hace dos días cuando nos marchábamos de casa o nos íbamos al baño no lloraba con tanto sentimiento, y ahora llora como si lo hubiéramos abandonado. Y es exactamente lo que sienten, cada vez que no te ven, es decir que no estás en su campo de visión, lo viven como un abandono, les causa mucha angustia el no vernos. Su llanto es una respuesta normal a la etapa que está viviendo. Su pensamiento es tan concreto, que lo que no ven no existe y por eso nos demandan tanto. Les causa mucha frustración y angustia la desaparición de la madre.  Todavía no son capaces de conservar en su mente la imagen de mamá mientras no está. Aún no tienen “la capacidad de estar solos pero acompañados”, según la definición del psicólogo Winnicott. Nuestra memoria esta hecha por la acumulación de recuerdos de personas, objetos y experiencias, esta acumulación de recuerdos serán las que de las idas y vueltas de mamá son las que harán que tu bebé aprenda a permanecer solo, porque sabrá que mamá esta cerca o regresará, aunque no la vea. Esta etapa pasará, pero requiere de un proceso de maduración y que se logrará con tiempo y paciencia.

 

La etapa de separación por la que todo niño pasa se hace notar entre los 8 a los 18 meses, sin embargo pasará algún tiempo más hasta que pueda ser consciente de que hay cosas que aunque no las vea, están y existen, esto pasa aproximadamente a los 2 años.

 

En el programa me preguntaron qué hacemos en Andares&Co para trabajar en esta etapa de separación.

Como saben todas nuestras actividades son a través del juego en grupo, y desde pequeñitos vamos presentándoles juegos y actividades que los ayudarán a superar las diferentes etapas por las que pasan los niños desde los 0 a os 6 años. La etapa de separación es una de las etapas en la que ponemos más foco e importancia y la trabajamos desde muy bebes, a través de diferentes actividades, presentándoles juegos y situaciones de acuerdo con su madurez y desarrollo, todos nuestros juegos tienen una evolución y secuencia lógica. No podemos a presentarle a un niño un juego o una actividad para la que no está preparado y le queda grande porque lo único que conseguiremos es frustración o simplemente no le interesará, o por lo contrario una actividad que le quede pequeña porque no le interesará. Y por eso Andares&Co es tan diferente, conocemos en profundidad el desarrollo de los niños y lo que son capaces de hacer en cada etapa, de esta manera siempre jugarán con juguetes y actividades que les divertirán, potenciarán sus habilidades y fortalecerán sus debilidades.

 

Les dejo un ejemplo de un mismo juego con su evolución para que lo puedan ir haciendo en su casa y podamos ayudarle a los peques a superar “La Etapa de separación”.

Recuerda que todos los juegos de aparecer y desparecer tienen que ser divertidos, sonríe mucho, acompáñalo con caras de sorpresa.

 

¿Qué necesitamos?

Una sábana que ya no uses y puedas hacerle agujeros.

¿Cómo jugamos?

  • Etapa 1

Busca un lugar donde puedas colgarla, puede ser en el marco de una puerta o donde veas posibilidad. Coloca al niño en un lado de la cortina y al otro se coloca la mamá y/o papá, aparece y desaparece tras la cortina. Al principio desaparece 2 segundos y poco a poco va aumentando el tiempo hasta llegar 5 segundos.

  • Etapa 2

Después de esto la mamá puede entregar pelotas o algún objeto a través de los agujeros.

Si tu hijo se pasa al lado de la mamá, te tienes que pasar al otro lado.

Pasarán un tiempo muy divertido y le estarás ayudando a tu hijo a entender que, aunque no te vea, siempre estarás y regresarás.

Este juego esta basado del libro “Todo un mundo se sorpresas”

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *