Hablemos de sexo con naturalidad a nuestros hijos

Hablemos de sexo con naturalidad a nuestros hijos

En Andares tuvimos la suerte de tener a Ana María Bernal, terapeuta con más de 15 años de experiencia. Junto a ella hablamos de un tema de gran interés, pero también un poco tabú en nuestra sociedad: El sexo y como poder hablarlo de forma natural con nuestros hijos.

En nuestra sociedad actual el acceso a la información es ilimitado y no todo lo que podemos llegar a encontrar es verídico. Es por eso que nos encontramos en una situación en la que nuestros hijos, hasta que llegan a una edad adulta no siempre tienen el criterio de reconocer cual de toda la información que les llega es la correcta.  Es por eso que nuestra función como padres es ofrecerles aquella información necesaria a través de un vínculo que les trasmita confianza para poder aclarar sus dudas y sentirse guiados y comprendidos.

Esta relación de confianza es importante trabajarla desde los primeros años cuando los más pequeños empiezan a conocer sus partes del cuerpo incluyendo también sus partes íntimas. Es importante que ya en este momento se nombren todas ellas por su nombre “vagina y pene”.  A medida que van creciendo les iremos dando más información sobre ellas. Alrededor de los 2-3 años poder decirle que esas partes nadie las puede tocar que son sus “partes privadas”. El respeto que nosotros le demos a su cuerpo es el respeto que el tendrá con el suyo y con el de los demás. Con esto incluso se podría prevenir el abuso sexual.

¿Cómo podemos crear ese camino de confianza?

A veces como padres nos asusta el hablar de sexo con nuestros hijos, no sabemos ni cómo, dónde o cuándo. Además, muchas veces son los pequeños los que nos preguntas y ni siquiera sabemos como responder.  En la charla fue muy curioso que en una de las actividades que hicimos, se nos repartieron preguntas que los niños hacen a los padres sobre sexo, embarazo, relaciones sexuales, etc. como ¿Qué es un orgasmo? ¿qué es follar? ¿cómo llegue a tu barriga? Para que los presentes respondieran.  Las reacciones fueron variadas, con nervios, dudas y un poco incomodos o apenados, sin embargo, todos daban respuestas coherentes para nosotros ya que como decía Ana María, no hay respuestas correctas ni incorrectas, todo esto va relacionado a los valores que le queremos dejar a nuestros hijos. 

Ana María Bernal nos decía que lo más importante es hablar con naturalidad, aceptar que es algo natural de cualquier ser humano, incluso lo podemos ver desde niños muy pequeños que empiezan a explorarse y a sentir gusto por tocarse y descubrir su cuerpo, esto no lo podemos frenar, es parte del desarrollo humano, y debemos naturalizarlo sin generar miedo, vergüenza o rechazo. Un consejo que nos dio para poder abordar este tema es a través de cuentos y libros adaptados para cada edad, hablando para niños y adolescentes, ya que serán nuestro apoyo para ir guiándolos y no sentirnos tan solos en esto. Aquí resulta importante dejarlos a su alcance, para que entiendan que es un tema del que se puede hablar y tratar en casa como cualquier otro tema.

Hay 3 conceptos que son básicos dentro de la sexualidad y que son muy importantes el poder diferenciarlos para transmitirlo.

  1. La intima: solo mía
  2. La Privada: entre nosotros
  3. La Publica: la que quiero compartir

Una vez que podamos diferenciar, hay 3 consejos que creo que son muy importantes para poder hacer de este tema, un tema abierto y seguro.

  1. Validar la sensación que les produce el tema o tocarse

¿Qué sientes? ¿sientes rico? ¿sientes cosquillas?, veo que tienes curiosidad sobre este tema, ¿quieres saber algo?

  • Decirle dónde SI lo puede hacer

Cariño se que sientes gustillo, y esto lo puedes hacer en tu cuarto, que es tu espacio intimo y privado

  • ¿Con quién?

Tus partes íntimas solo te las puedes tocar tu, son tuyas y esto no lo puede tocar nadie más, si necesitas a mamá o papá para que te ayuden a limpiarte lo haremos.

Este último sin duda hay que darle una especial importancia, ya que los peques deben saber, primero ¿cuáles son esas partes privadas que nadie puede tocar? Y saber que si alguien las toca es un secreto que se puede contar a mamá y papá siempre y que tienen el permiso para decir NO

Habrá muchas preguntas que nuestros hijos nos vayan preguntando especialmente cuando son pequeños 4,6 8 años y es importante dar una respuesta concreta y clara, sin dar demasiadas explicaciones, ya que ellos solo quieren saber cosas concretas, somos nosotros los que nos enrollamos en dar información de la que los niños aún no están listos, como por ejemplo ¿qué es el esperma? Una opción de respuesta podría ser, es un liquido gelatinoso blanco, que produce nuestro cuerpo, puede que con esta respuesta les valga, y si necesitan más información te la pedirán.

Sabemos que la educación sexual es un camino largo, sin embargo, el valor que nosotros le demos a esto y la importancia de poder dejarle valores de respeto a su cuerpo desde la confianza y el amor es esencial para acompañarlos, y que no sean personas vulnerables a un posible abuso sexual.  Confía en ti y confía en tu hij@ y siempre que sea necesario acude a un experto que pueda ayudarte

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.